¿Las agencias de empleo lo valen?

La búsqueda de personas que buscan trabajo con potenciales empleadores es el trabajo de organizaciones conocidas como agencias de empleo. Estas agencias pueden ser de propiedad privada o pública. Las agencias que son públicas normalmente son financiadas por algún sector del gobierno, mientras que las agencias de empleo de la variedad privada son propiedad de corporaciones o individuos.

Historia

Se sabe que la constitución de agencias de empleo de la variedad pública data de mediados de los dieciseis cientos. Cuando un parlamentario británico propuso la “Oficina de Direcciones y Encuentros” que funcionaría para conectar a los empleadores con potenciales trabajadores, el rechazo de la propuesta condujo a la creación de su propia empresa privada.

El establecimiento de la Ley Laboral a comienzos del siglo XIX supervisó la formación del gobierno de la primera agencia de Londres. En 1909, cuando se promulgó la Ley de Intercambios Laborales, este programa se extendió por toda la nación. Todas las naciones desarrolladas ahora cuentan con agencias públicas establecidas para ayudar a las personas que buscan empleo.

Temporal vs Permanente

Las agencias de empleo pueden ser permanentes y temporales. La terminología puede ser semántica y, a su vez, puede ser engañosa. Aunque las agencias pueden no ser temporales por sí mismas, los trabajos que se ofrecen pueden ser temporales, ya que hay empleadores que buscan contratar trabajadores para el trabajo a corto plazo. Esto es común en trabajos como teneduría de libros, secretaría, trabajos contables o campos técnicos que tienden a ser contractuales. Los proyectos que son efímeros también requieren trabajadores a corto plazo.

Campo específico

También hay organizaciones que se enfocan en áreas particulares y proporcionan solo servicios que son específicos. Es una medida inteligente para un solicitante de empleo utilizar una agencia de empleo, sin embargo, con la amplia gama de proveedores existentes, es esencial seleccionar el más adecuado. Optar por una agencia de empleo privada o pública debe depender del tipo o la calidad del servicio que uno espera obtener de la organización.

Servicios gratuitos

Incluso si elige un servicio gratuito o no remunerado, puede ser mejor utilizar más servicios disponibles para que trabaje para usted. El proceso debe manejarse con cuidado para evitar cualquier conflicto. Parece que hay beneficios recíprocos para todos los involucrados en el campo de la agencia.

Outsourcing

Muchos empleadores se quejan perpetuamente de las dificultades que conlleva encontrar empleados adecuados para el trabajo. Dependiendo del nivel de empleo, el método a menudo puede ser costoso y exhaustivo, especialmente para las empresas que pueden tener un presupuesto ajustado. Los solicitantes de empleo incluso pueden darse cuenta de que el proceso de búsqueda de empleo en sí mismo parece ser un trabajo de tiempo completo sin recompensa. Las agencias de empleo funcionan como intermediarios que pueden unir a empleadores y empleados de una manera mucho más eficiente.

No todas las empresas tienen un departamento de recursos humanos para manejar el empleo, por lo tanto, para esta situación, el llenado efectivo de este puesto vacante puede ser manejado simplemente por una agencia. Considere las agencias como una versión subcontratada de un departamento de recursos humanos para su negocio. Se estima que se necesita más de un mes y medio para llenar un espacio vacante de trabajo, y también puede costar el veinticinco por ciento del salario de la posición, por lo tanto, la asistencia de una agencia vale la pena el dinero.

Las agencias de empleo trabajan para empleadores o personas que buscan trabajo. La contratación de una agencia puede ayudar a ambas partes a ahorrar tiempo y esfuerzo.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *